Censor jurado de cuentas en León


Palabras del fundador

El día 7 de diciembre de 1987, después de 18 años de trayectoria en la empresa privada y con la ilusión del primer trabajo, decidí tomar el reto de abrir un despacho profesional de asesoramiento administrativo y fiscal.

El 5 de noviembre de 1988 amplié la actividad a la auditoría, al pasar a formar parte por oposición del Instituto de Censores Jurados de Cuentas de España con el número 03686 del ROAC.

El desafío profesional se inició con el aval de la realidad económica vivida en seis empresas de León de diversos sectores económicos. Al mismo tiempo que alcancé el título de Profesor Mercantil de la Escuela de Comercio de León (junio de 1972), siendo el Colegiado número 94 del Colegio de Titulados Mercantiles de León.

Desde el principio la filosofía que inspiró nuestro despacho profesional fue la atención personalizada, basada en la relación directa con nuestros clientes, aportando las soluciones directas a cada necesidad, nunca las generalizadas. Los problemas en las empresas y los negocios no son los mismos, ya que no existen dos gotas de agua iguales.

Hoy, con 27 años de experiencia dando soluciones a la problemática individualizada, nos sentimos satisfechos de ir por el camino correcto y sabemos que ese es el que vamos a seguir día a día, con la ilusión renovada.

En nuestro despacho seguiremos trabajando por usted, a pesar de estos tiempos legislativos tan cambiantes en la profesión.

El equipo humano de cuatro personas que componemos Antonio Jarrín Matilla, quien también es censor jurado de cuentas, estará encantado de atenderle.

Le esperamos en León

Antonio Jarrín Matilla asesor realizando cuentas


Apueste por nuestra experiencia